domingo, 22 de septiembre de 2013

Llantos en la noche.

(Nota: No creo que haga falta decir que todas y cada unas de las obras que subo aquí están registradas a mi nombre.)

Llantos en la noche,
luces artificiales cuelgan del cielo,
gotas de lluvia resbalan por tus mejillas,
y en tus labios,
en tus dulces labios,
se forma una laguna para el sediento.

He abierto los ojos en la noche,
he añorado el comienzo,
el presente se me antoja lejano,
el futuro... impreciso.

Sigue tu llanto en la lejanía,
un sollozo ininterrumpido,
la brisa mece su sonido,
tu voz resquebrajada,
tu latir apenado.

Cada paso se me antoja una danza,
cada movimiento una extensión.
Quisiera que mis pies no estuviesen helados,
que mis manos no sean granizo
ni mis labios un lago escarchado.

No lamentes nada,
no te hundas en el pasado,
cada instante del ayer es agua pasada,
cada comienzo es un nuevo amanecer.
Gotas de rocío brillan por tu piel.

Paso a paso,
de danza en danza,
he llegado hasta tu vera.

A mi espalda, un camino de hielo,
a tu alrededor, una manta de nieve,
en mis ojos... tu luz,
en tus ojos... la ceguera de lo anterior.

Mares de seda negra,
pues negra es mi alma y negra mi esencia,
mares de seda negra que se abren en el hoy.

Quizás mañana no sepa lo que ocurrirá,
pero, mientras me siento a tu espalda,
mientras mis brazos te rodean,
mientras mi sonrisa y mis alas te cubran...
no habrá que preocuparse de que vuelva a anochecer.


2 comentarios:

  1. Mas que palabras, son sensaciones, trasmites sentimientos, me encanta.

    Un beso.

    Tu amiga, Lily.

    ResponderEliminar
  2. Esto me recuerda aun escrito que hiciste hace 4 años atrás, lo publicaste en el foro PR, parece una continuación del mismo, pero con modificaciones.

    Muy lindo por cierto.

    Besos, J.L.

    ResponderEliminar

Vuestra opinión es valiosa. Compartidla.